24 de Noviembre de 2020

Había una vez, en un lugar no muy lejano, un pequeño príncipe que llegó al mundo sin corona ni palacio. Únicamente contaba con un abrigo peludo que lo protegía del frío, un instinto que lo mantuvo a salvo, un lugar resguardado del ser humano y una madre coraje que consiguió, con pocos medios y mucha fuerza, que creciera sano y fuerte. Y todo esto, para un gatito nacido en la calle, es más de lo que podría esperar.
El pequeño príncipe fue creciendo, y con el paso de los años se convirtió en un gato adulto, grande, fuerte y sabio. Con el tiempo se ganó el respeto de los demás gatos que compartían con él el austero paraíso que los resguardaba, convirtiéndose en el gato alfa; el rey, bajo cuya protección se amparaban sus compañeros de colonia. También se ganó el cariño y la admiración de los súbditos humanos que cuidaban de ellos cada día, encargándose de que no les faltara alimento, cariño y salud. Aunque se tomaron la libertad de cometer afrentas tan graves como impedir que nuestro rey tuviese descendencia, fueron perdonados porque él, un rey benévolo y comprensivo, había creado una bonita relación con ellos y confiaba plenamente en sus deseos de protegerlos.
La vida siguió su curso y nuestro rey cumplió muchos años en su cargo. Pero pasa que, cuando eres un rey sin palacio y sin más ayuda que la de unos poquitos humanos que quieren mantenerte a salvo, hay muchos peligros a los que enfrentarse y contra algunos, por desgracia, no se puede luchar. Por eso nuestro rey enfermó de inmunodeficiencia y su salud mermó hasta contraer una gingivoestomatitis, que le impidió comer y le dejó tan débil y destrozado, que sus súbditos humanos no tuvieron más remedio que anticipar su abdicación y poner su vida en manos de alguien que pudiera ofrecerle el retiro que merece.
Las personas que cuidaban del rey son pocas y no tienen recursos. Hacen lo que pueden con sus propias manos, su dinero y su tiempo, y el caso de un rey inmunodeficiente y enfermo implica mucho más de lo que pueden asumir.
Conocimos a VALENTINO y su historia de casualidad, mientras se hospedaba en una residencia donde siguen cuidando de él a día de hoy. En ella han hecho todo lo posible por ayudarle, pero tras semanas de tratamientos, Valentino no mejora y su estado empieza a ser muy grave. Nos enamoramos de él, de su templanza, su fuerza a pesar del dolor tan grande que padece y de las ganas que tiene de vivir. Y así, casi sin querer, entramos en su vida.
Valentino necesita que le extraigan prácticamente todas las piezas dentales. Necesita atención urgente y una casita de acogida donde poder recuperarse debidamente.
Somos conscientes de que es un gato de 8 años, con inmunodeficiencia y cuyo caso no va a despertar la empatía de nadie porque somos así de tristes. Pero, llamadnos locas, creemos que podemos conseguirlo. Eso, y que después de conseguir la recaudación para Mufasa en tiempo récord nos hemos venido arribísima y confiamos plenamente en vuestra ayuda.
Necesitamos 480 euros para operar a Valentino.
350 para la operación, y 130 para un vial de Virbagen que le ayudará a contrarrestar los estropicios de la inmunodeficiencia.
También es necesitamos casa de acogida para su recuperación, y más adelante, cuando se pueda, un hogar que se convierta en su palacio y donde pueda seguir siendo el rey que siempre ha sido.
Os prometemos que es un gato especial, sin temor al ser humano y con una paciencia infinita con nosotras.
Quizás nos hemos vuelto locas.
Pero venga, que podemos.
Actualización 25 de Noviembre de 2020

VALENTINO se opera hoy.

Para las exodoncias de Valentino no tenemos ni la mitad, pero no podemos esperar más porque lleva dolorido y sin poder apenas comer casi un mes, y está sufriendo. Mucho. Vale que sus fotos no son espectaculares y que su caso no despierta la empatía que esperábamos, pero de verdad que ver a un ser majestuoso y fuerte tan demacrado y derrotado, rompe el corazón. Valentino tiene ocho años, inmunodeficiencia y va a perder prácticamente todos los dientes. Cuando nos hicimos cargo de su vida, sabíamos que tendríamos que lidiar con la indiferencia que suelen sufrir casos como el suyo, pero no imaginábamos tanta. No esperábamos que, de casi 3.000 personas que han visto su publicación, apenas la hayan compartido 50. La verdad es que duele un poquito…
Aun así, la historia de Valentino ha conseguido conmover a dos ángeles que han enviado sus granitos de arena para salvarle la vida. Gracias Sara y María. Gracias por hacerle especial entre tantos casos.
Tenemos 110 euros gracias a estos dos ángeles.
Nos faltan 370 euros.
Está difícil la cosa, pero no vamos a rendirnos 💪
Actualización:

Otro ángel llamado Mertxe nos acaba de enviar 100 más para hacer frente a las exodoncias que necesita. Con ellos sumamos 210. Nos acercamos al objetivo y ya solo nos faltan 270 euros 💪
Siempre hablamos de granitos de arena, pero en este caso nos estáis enviando montañitas de ayuda que nos están dejando flipando 😍 ¡Muchísimas gracias!
Valentino está en quirófano ahora mismo. Os contamos en cuanto salga 🤞
Actualización 25 de Noviembre de 2020
VALENTINO ya ha sido operado y todo ha ido muy bien. ¡Estos mininos son unos verdaderos campeones! 😊
Acabamos de ir a verle y está muy dolorido, pero lo normal después de extraerle prácticamente todas las piezas dentales. Aun así, no os dejéis engañar por su cara de estar tramando la venganza más terrorífica que ha visto la humanidad; lo primero que ha hecho nada más vernos, es ponerse a maullar para recibir sus mimitos a pesar del dolor tan grande que tiene que tener. De verdad que el mundo no se merece a este gato. Ni a él, ni a ninguno de los pobres que tienen que luchar cada día para sobrevivir en el mundo hostil que les dejamos.
Valentino tiene que salir de la clínica mañana y sería FANTASTIQUÍSIMO que pudiéramos llevarle a una casa de acogida en la que pueda recuperarse como es debido. Así que por favor, si alguien de Córdoba tiene espacio suficiente en casa y en el corazón, que nos escriba de inmediato para que podamos proporcionarle a Valentino los cuidados que necesita y merece.
veroadopciones@hotmail.com
ireneadopciones@gmail.com
Actualización 26 de Noviembre de 2020
Saluditos de VALENTINO 💙
Necesita ACOGIDA EN CÓRDOBA.
695 81 57 88 (SÓLO WhatsApp)
Actualizamos las donaciones recibidas hasta ahora:
10 euros de María RS
100 euros de Mertxe
30 euros de Gemma
50 euros de Carlos
100 euros de Sara
50 euros de Nieves
15 euros de María J
20 euros de María SF
5 euros de María YP
100 euros de Juana
10 euros de Nora
10 euros de Josefa
En total, 500 euros.
Todo el dinero que necesitábamos CON SE GUI DO!!!!!!
De verdad que sois alucinantes 💙💙💙
Actualización 1 de Diciembre de 2020
VALENTINO no lo está pasando nada bien en la residencia y empezamos a temer que su recuperación no sea adecuada debido al estrés. Valentino es un gatito muy cariñoso que disfruta del contacto humano y necesita mucha atención, así que creemos primordial encontrar una casa de acogida donde le cuiden y mimen como tanto nos demanda. Buscamos urgentemente una casita en Córdoba sin otros gatos (por ahora) y la buscamos desesperadamente, da igual si es hasta su recuperación o indefinida, pero que al menos pueda estar tranquilo y mimado mientras se encuentra convaleciente. Nos hacemos cargo de TODO lo que necesite.
Aprovechamos para dar las gracias a la residencia Ama Kat por cuidar tan bien de Valentino mientras se hospeda en ella 💜
Actualización 18 de Diciembre de 2020
VALENTINO se está recuperando muy bien de su operación. Las veterinarias están muy contentas con el resultado y poco a poco vamos notándolo. La semana que viene le toca su segundo vial de Virbagen y para entonces sería maravilloso tener una casita de acogida esperándole con todas las comodidades que necesita y que nunca ha disfrutado.
En la residencia le han trasladado a la zona de los inmunos, y desde que tiene un poquito más de espacio y libertad está algo más contento, pero no es suficiente.
Valentino es un gatito muy cariñoso y sensible. Le gustan las caricias y los mimos y en la residencia no podemos darle todos los que demanda. Está triste, y estamos seguras de que por eso su recuperación está siendo más lenta.
En verdad nos da un poquito de coraje.
Conseguimos operar a Valentino con el esfuerzo de muchos corazones bonitos, pero nunca, en ningún momento, ha preguntado nadie por él. Ni para acogida, ni para saber cómo se encuentra. Aún nadie se ha ofrecido, siquiera, a escribir un relato sobre él, y eso que con su historia se podría escribir una novela dramática de las de llorar a moco tendido.
Es un gato y es invisible. Lo esperábamos desde el primer día, sí, pero eso no quita que nos dé un poquito de coraje.
Valentino es un gato de 8 años, con inmunodeficiencia, mucha tristeza y un futuro que a día de hoy sigue siendo incierto.
Buscamos una casa de acogida en CÓRDOBA para Valentino. Sin otros gatos en principio, pero donde sobre el amor y las ganas de ayudar a un ser al que la vida parece que ha dado de lado. De todo lo demás nos encargamos nosotras.
veroadopciones@hotmail.com
ireneadopciones@gmail.com
Actualización 28 de Enero de 2021
En un ratito le toca revisión a nuestro VALENTINO y a nosotras cruzar deditos y patitas para que no tenga que ser operado de nuevo. La infección de su boquita no termina de remitir y es posible que haya que extraer las pocas piezas dentales que le quedan 🙁
Sería maravilloso encontrar una casita de acogida sin otros gatetes donde pueda terminar de recuperarse en condiciones. En la residencia no remonta y necesita mucho más amor del que podemos ofrecerle. Es un gato maravilloso, sociable, casero y sobón que no lo está pasando nada bien, y después de 8 años ya le va tocando tener algo de suerte.
Si puedes acoger a Valentino, escríbenos. Está en Córdoba.
veroadopciones@hotmail.com
ireneadopciones@gmail.com
Actualización 02 de Febrero de 2021

Vaya por delante que sabíamos lo complicado que era hacernos cargo de un gatito de ocho años, inmuno positivo y con una infección de boca tan brutal que ha necesitado la exodoncia de casi todos sus dientes, pero no podemos evitar desanimarnos porque esperábamos encontrar, al menos, una casita de acogida donde pudiera recuperarse bien y feliz y no, no lo conseguimos.

La semana pasada Valentino fue a revisión porque no termina de remontar. Está feliz, agradecido y con apetito, pero sigue con muchísimo dolor en la boquita y así no hay manera. Así que va a pasar lo que nos temíamos: hay que volver a operarle para extraer los cuatro dientes que le quedan.
Aún no tenemos el presupuesto para subirlo, pero nuestras veterinarias nos han calculado una suma de unos 200 euros y no podemos esperar a conseguirlos porque Valentino no está para esperar nada. La cirugía tendrá lugar el próximo jueves a las 10 de la mañana y ahora sí, no le va a quedar ni un solo diente 🙁

De aquí a entonces esperamos conseguir dos cosas:
1. Los 200 y pico euros que va a costar volver a operarle (subiremos el presupuesto y la factura en cuanto las tengamos), que no es mucho pero ya sabéis que sin ayuda es imposible y ahora más, que llevamos semanas sin recibir un solo euro.
Y 2. Una CASA DE ACOGIDA en Córdoba o Sevilla, donde Valentino se pueda recuperar como debe y que nos permita descansar el corazón después de meses viéndole en un baño totalmente aislado, solito y sin los mimos que tanto tanto necesita.

#Valentino es un gato increíble. Un verdadero solete que no tiene culpa de haber nacido gato y haber pillado la maldita enfermedad que lo está condenando a la crueldad de la indiferencia. En nuestras manos está la posibilidad de cambiar su suerte y, cueste lo que cueste, vamos a conseguirlo.

Actualización 04 de Febrero de 2021

Hemos pedido fotos de #VALENTINO recién operado para daros las gracias por vuestra ayuda, pero es que lo que dice Rebeca es totalmente cierto: nuestro pequeño no está para fotos 💔

En la residencia @ama_kat_hotel , donde se hospeda nuestro campeón, no le falta de nada; tiene camita, calorcito y todos los mimos que nuestra Rebe puede ofrecerle a él y a los otros 40 gatos que viven en su hotel. Pero esto no es lo que necesita #Valentino.
#Valentino es un gato de 8 años, inmuno positivo, que acaba de perder absolutamente TODOS sus dientes por una gingivoestomatitis que se ha complicado a consecuencia de vivir en la calle toda su vida.
Valentino lo que necesita es una casa.
Una casa donde le mimen, respeten y cuiden como merece.
Una casita donde vuelva a ser un rey.
Es compatible con otros gatos, pero ahora mismo no puede estar con ellos porque su enfermedad es contagiosa.
Y demanda mucho, mucho amor.
De verdad.
Si este vídeo no os parte el alma y os anima a ser casa de acogida del gato más noble que hemos conocido nunca, ya no sabemos qué más hacer.

Gracias Rebe por todo lo que haces por estos grandes olvidados 💙

Si puedes acoger a #Valentino, escríbenos.
veroadopciones@hotmail.com
ireneadopciones@gmail.com

Te queremos, Valen.
Vamos a encontrar un hogar para ti, cueste lo que cueste 💙

Actualización 16 de Marzo de 2021

Aún a riesgo de comernos los mocos como cada vez que lo hacemos, hoy queremos dedicar el día a los gatos.
Tenemos un montón de mininos completamente olvidados que están ahí, en segundo plano, por los que nadie pregunta y que tienen las mismas o más necesidades que el resto de animales y necesitan que les cuidemos.
Hoy le ha tocado veterinario a #VALENTINO.
Esta maravilla de gato, noble y bondadoso donde los haya, es positivo a inmunodeficiencia y está enfermo de calicivirus, por lo que tuvimos que extraerle todos los dientes y necesita revisiones cada poco porque, ni aun así, hemos conseguido que termine de remontar. Llevaba varios días más pachuchito que de costumbre y le hemos llevado al veterinario para que le exploren bien la boquita y le administren un vial de Virbagen para estimular su sistema inmune.
Es decir, solo hoy, en el tratamiento de Valentino se nos van casi 200 euros que no tenemos.

Entendemos que encontrar casa de acogida o adopción para un gato de 8 años que necesita estos cuidados no es tarea fácil, pero Valentino va a seguir con nosotras y mientras sea así, tenemos que seguir ofreciéndole todos los tratamientos y cuidados que necesite.
No vamos a centrarnos en buscar casa de acogida para él, aunque sería ideal, porque ya no sabemos cómo intentarlo ni cómo haceros llegar lo necesitadísimo que está, pero sí os vamos a pedir, si se nos permite, un poco de ayuda para que su manutención y tratamientos se nos hagan un pelín más llevaderos. Para él, y para los demás gatitos que esperan una oportunidad bajo nuestro cuidado. Mantener a tantos animales con necesidades especiales se nos hace muy cuesta arriba y por eso, por ahora, vamos a parar un poquito.

Actualización 07 de Septiembre de 2021
“Purr aquí andamos, esperando que alguien se fije en mí. Pero por más fuerte que maúllo, nunca, nadie, se para a escucharme. No me dejáis maullaros que yo, antaño, fui un poderoso rey que velaba por la seguridad de todos mis compañeros, y que un día, a mis 8 soles, fui derrocado por la enfermedad. Estuve tan malito que pensé que no viviría para maullarlo.
De eso hace ya muchas lunas y sigo aquí, vivito y ronroneando, pero sumamente triste. Cada día miro por la ventana y sueño con la vida que tuve y lo imponente y glorioso que fui, anhelando volver a aquellos días en los que brillaba tanto como la luna y era tan fuerte como el sol. Ahora soy un gato viejo, destronado y olvidado, incapaz de cuidar a nadie y luchando por mantener encendida la luz de la esperanza que me mantuvo con vida aun cuando tuve que perderlo todo, porque siempre fui un superviviente.
Ahora soy un gato viejo que comparte aposentos con otra docena de gatos como yo, enfermos y olvidados.
No me malinterpretéis. En mis aposentos se vive bien; nos traen buenas viandas todos los días, tenemos espacio, tomamos el sol y dedican tiempo a acariciarnos y alabarnos para que nunca olvidemos que un día fuimos reyes y reinas. Pero todo esto, para mí, que fui rey de reyes y protector de muchos reinos a lo largo de mis ya casi nueve soles, se queda muy pequeño.
Mi libertad ya no la quiero porque, seamos sinceros, no podría afrontarla. Ya no sé buscarme la vida, no puedo cazar porque no me queda un solo colmillo, ni defenderme de gatos más jóvenes y fuertes que busquen su propio trono. Tampoco sé ya vivir sin caricias ni halagos, de los que, he de admitir, soy un gran adicto. A día de hoy me conformo con un reino humano donde no me falten latitas para comer, ventanas protegidas para tomar el sol ni caricias y palabras bonitas todos los días. Si es menester, no me importa compartir trono con otros gatos, aunque sería digno disponer de todas las comodidades para mí solo. O, tal vez, junto a alguna gatita guapa que me ronronee de vez en cuando.
La verdad es que lo único que quiero es un lugar en el que poder descansar, tener el retiro que todo gran rey merece y, a ser posible, alguien a quien dedicarle mis ronroneos.
Mientas tanto seguiré aquí, en mi ventana, recordando mis días pasados y soñando con un futuro que, si escuchas mis maullidos, es posible que no tarde en llegar”.
Buscamos casa de acogida en Córdoba o adopción en cualquier provincia para VALENTINO 💚
veroadopciones@hotmail.com
ireneadopciones@gmail.com