Joker


🗓  Edad: 1 año
🐶  Raza: Yorkshire o cruce
🐶  Tamaño: Pequeño, 2kg
❤️  Carácter:Asustadizo, cariñoso y pesado cuando te conoce.
🐾  Compatible con perros y gatos.
🩺  Estado de salud: Hidrocefalia, con medicación de por vida. En situaciones de estrés gira sobre sí mismo.
🏠  Estado actual: En residencia, necesita acogida.


¡Sigue su recuperación Aquí!

Rescatado el 29 de Noviembre de 2020

Hace unos días recibimos el aviso de un perrito al que iban a llevar a la perrera. Nos contaron una historia y nos enseñaron fotos. Se trataba de una criatura minúscula con una carita de pillo que vamos, enamoramiento instantáneo. ¿Por qué no? Era pequeñito, guapo y peludito, lo que todo el mundo busca, y ahora mismo no tenemos perretes pequeños en la familia, así que palante con él.

Le compraron cuando era un cachorro y pilló la parvo. Se lo regalaron. Lo adoptó hace un mes y ya no puede cuidarlo. Son tantas las versiones que ha contado su anterior humana que no tenemos forma de saber cuál es su historia. Y ahora, realmente, eso es lo que menos importa. Cuando el pequeño llegó a nosotras, supimos de inmediato el motivo por el que ya no le querían.
No para de dar vueltas sobre sí mismo. Una vez, y otra, y otra, sin finalidad ni rumbo alguno, obsesiva y compulsivamente.
Lo primero que pensamos fue que padecía síndrome vestibular, que puede estar ocasionado por una otitis grave o tener origen neurológico. La primera visita al veterinario ha descartado la otitis. Después, observando más detenidamente su comportamiento, hemos empezado a valorar que pueda tratarse de una estereotipia, fruto de alguna situación de estrés que ha debido vivir y que ha tenido que somatizar de la manera que ha podido. Para saberlo tendremos que visitar a un neurólogo y hacerle algunas pruebas para descartar que se trate de una lesión neurológica. Aunque tenemos cierta esperanza en que, si se trata finalmente de una situación comportamental, podamos solucionarla con algo de trabajo y permitiéndole ser el perrito que creemos que nunca le han dejado ser.
Sea como sea, vamos a ayudarle y mucho. Vamos a ofrecerle todo lo que necesite y vamos a quererle pase lo que pase y siendo como tenga que ser. Y, cuando se pueda, encontraremos para él una súper familia que se enamore como nosotras de esas orejas peluditas.
Mañana os enseñamos un vídeo para que podáis ver cómo se mueve 😔
Se llama JOKER. Tiene un añito y pesa dos ridículos kilos.💜
¿Nos ayudas con su preparación veterinaria?