¡QUIERO ADOPTARLA!
  • Edad: 3 meses
  • Raza: Galgo o cruce de galgo
  • Tamaño: Mediano-grande
  • Carácter:
  • Compatible con otros perros
  • Estado de salud: Sano
  • Estado actual: En residencia, necesita acogida

Rescatada el 12 de Junio de 2020

A principios de semana nos avisaron de que una pequeña familia de galguillos se encontraba cobijada en unos arbustos a pie de carretera. En un principio no quisimos atender el aviso porque bueno, al tratarse de galgos, estábamos seguras de que otras personas querrían hacerlo y nosotras, la verdad, es que no estábamos para atender más porque ya nos han entrado varios que no esperábamos. Pero fueron pasando los días, los animales seguían allí y las chicas que los cuidaban como podían nos insistían en el peligro que corrían. Así que fuimos a ver la situación, y efectivamente, no pudimos marcharnos con las manos vacías.

La mami, que es una galga, no apareció en ningún momento y aunque tratamos de buscarla, no hubo suerte. Sabéis que no nos va eso de separar familias, ni de llevarnos a unos y dejar a otros, pero la situación en la que estaban era tan peligrosa, que tuvimos que tomar la decisión de coger a los cachorros e intentarlo más adelante con la madre. Para que os hagáis una idea, habían tomado como refugio unos matorrales que se encontraban en mitad de una rotonda; con una carretera muy peligrosa a un lado, y unas vías de tren, a unos escasos 50 metros, al otro. Dejarles allí significaba correr el riesgo de volver al día siguiente y encontrarnos a alguno de los bebés destrozado en la cuneta. Así que, como dijimos ayer, tomamos la decisión de salvar dos vidas en lugar de, posiblemente, ninguna.
Para la mami estamos intentando gestionar un rescate con jaula trampa. Haremos todo lo posible por ella, pero por ahora, al menos, los cachorros están a salvo.

Por falta de casas de acogida tuvimos que dejar a los cachorros en residencia, así que es súper URGENTE encontrar acogidas en Córdoba porque la residencia no es lugar para ellos, necesitan ir al veterinario cuanto antes y aprender, en un hogar, que las personas que tanto miedo les daban ayer sólo quieren ayudarles.

Son un macho y una hembra.
El macho, al que hemos llamado FLOKI, es una preciosidad pelirroja de ojos verdes.
La hembra, que se llamará HELGA, es una rubia despampanante de ojitos verde claro.
Tienen unos 3 meses y son hijos de madre galga y padre desconocido, aunque también debe ser galgo, o quizás podenco.
Ahora mismo tienen muchísimo miedo y necesitan estar en una casita cuanto antes, pues aún son muy bebés y ganarnos su confianza será cuestión de días 

Así de guapísimos nos tienen a nuestros niños FLOKI y HELGA, ya muy recuperados, sin bichos y dejando atrás los terribles miedos con los que llegaron a nuestra manada.
Desde que nacieron y hasta sus tres meses de vida nunca tuvieron, posiblemente, ningún contacto con el ser humano. Y el poquito que tuvieran tampoco debió ser agradable, porque incluso un simple estornudo les asustaba tantísimo que gritaban con una angustia que ponía los vellos de punta.
Sentían miedo de la calle, los coches, los ruidos, las personas y de cualquier cosa que se alejara del pequeño mundo que habían creado en soledad.
Afortunadamente, de esos miedos apenas queda un triste recuerdo.
Y es que, con acogidas tan maravillosas como Rocío, Inma y su pareja, el duro camino que han de recorrer nuestros pequeños se ha convertido en un sendero de rosas, por el que pasean cada día con más seguridad.
Gracias a su paciencia y cariño, están consiguiendo maravillas en muy poco tiempo. Los peques ya pasean sin miedo, se relacionan cada día mejor con otros perros y quieren conocer nuevos humanos, se portan de fábula en casa y están aprendiendo en tiempo récord lo bonita que es la vida cuando te respetan y te quieren 🙂
Nos faltan palabras para agradecerles el trabajazo que están haciendo con ellos 💙
FLOKI y HELGA son cruces de galgo, los más bonitos que hemos visto en nuestra vida, de poco más de 3 meses de vida y un carácter que, si bien aún necesitan seguir trabajando, nos enamora cada día un poquito más.
Aún faltan unas semanas para que terminen su tratamiento contra la anaplasma, pero en nada estarán sanos, más preciosos todavía si cabe y totalmente preparados para enfrentarse al mundo que les espera, junto a las mejores familias que podamos encontrar 🙂
Están en Córdoba, pero pueden viajar a donde sea necesario.
ireneadopciones@gmail.com
veroadopciones@hotmail.com