¡QUIERO ADOPTARLA!
  • Edad: 1 año
  • Raza: Común europeo
  • Carácter: cariñoso
  • Compatible con perros y gatos
  • Estado de salud: Sano
  • Estado actual: En acogida.
Rescatado el 14 de Septiembre de 2020
Hace unas semanas recibimos unas escalofriantes imágenes, de esas que duelen, en las que nos enseñaban la dolorosa suerte que habían corrido dos gatitos en un barrio de Sevilla donde el maltrato animal está a la orden del día y su protección brilla por su ausencia. Las imágenes nos las enviaba una vecina, que desde su ventana había visto cómo los dos pequeños se habían rendido, sin fuerzas y esperando la muerte, en plena acera. La suerte que tuvieron, es que esta vecina no dudó en salir corriendo a su rescate y pudo cogerles a los dos, encontrándose con un panorama aún más desolador de lo que esperaba.
Eran un macho y una hembra, reventados, famélicos y llenos de heridas. No les quedaba ya ni un ápice de músculo y, por no quedarles, no les quedaban tampoco ni ganas de luchar para escapar de nuevo. Literalmente habían llegado hasta ahí para dejarse morir.
Fueron al veterinario de inmediato y curaron sus heridas. Les hicieron test de enfermedades y, sorprendentemente, ambos estaban sanos. No tenían más que heridas, desnutrición y agotamiento total y absoluto.
Entonces, ¿cómo es posible, con lo fuertes y supervivientes que son los gatos, que pudieran haber llegado hasta ese estado?
La respuesta nos llegó varios días después, a través de varios vecinos de la zona.
Resulta que ambas criaturas habían sido encerradas en un cuartillo, con fines que no llegamos a comprender, donde los mantuvieron cautivos sin comida y recibiendo todo tipo de maltratos físicos y psicológicos. Consiguieron escapar cuando unos niños dejaron la puerta del cuartillo abierta y los gatos aprovecharon el despiste para salir corriendo con las pocas fuerzas que les quedaban, no sin antes sortear a sus perseguidores que trataron de atraparles de nuevo con palos y piedras. Huyeron hasta caer rendidos frente a la casa de la vecina, que pudo atraparlos, sin mucho esfuerzo porque las criaturas no daban para más, con una pequeña jaula.
A los pocos días también recibimos la noticia de que la hembra, que estaba en peor estado y presentaba una herida muy fea en la cabeza, falleció totalmente agotada y sin fuerzas.

A nuestra familia ha llegado el machito. Un gato precioso y muy jovencito que todavía sigue luchando para recuperar su peso y lustre, y poco a poco va olvidando el maltrato al que ha sido sometido a manos de indeseables. Es cariñoso y no nos guarda rencor. Por eso, cuando esté recuperado, vamos a buscarle una bonita familia que le ayude a recuperar la dignidad que le han arrebatado de la forma más cruel.

Tiene poco más de un año y es negativo a enfermedades felinas. ¿Habéis visto qué color tan chulo y original se gasta? Nunca habíamos visto un gatito con ese atigrado tan extraño 😍
Y aunque cueste creerlo después del maltrato atroz al que se vio sometido, Fígaro no guarda rencor y todavía le sobran humildad y amor para regalar a los humanos 🙂
Le hemos llamado FÍGARO, y ya nunca más, nadie, volverá a hacerle daño 💙