17 de Mayo de 2020

Hoy tenía que ser un día feliz, pero se acaba de tornar en el más oscuro que vamos a vivir en mucho tiempo.
Eleven acaba de fallecer.
Ella, que se había convertido en un símbolo de nuestra lucha por su fortaleza y su capacidad para afrontar cualquier dolorosa situación que le tocara vivir.
Ella, siempre con una sonrisa y un movimiento de rabo ante cualquier adversidad.
Ella, tan fuerte, despreocupada y feliz.
Ella, tan única, tan especial…
Muchísimo ánimo a su mami Cristina.
Nunca podremos agradecerte que tuvieras el corazón tan grande como para adoptar a una perrita como ella, y que a todas las dificultades que habéis tenido que sufrir juntas, siempre hayas respondido con tanta valentía, amor y firmeza.
Gracias por cuidarla y amarla.
Gracias por tanto.
Gracias ELEVEN por enseñarnos una vez más que lo único imposible es aquello que no intentas.
Descansa en paz cariño.
Nunca te olvidaremos.
🖤
19 de Junio de 2020
Casi cuatro años han pasado desde que comenzamos una de las aventuras más complicadas, tristes y a la vez gratificantes que hemos tenido la suerte de compartir con nuestros animales. Fue cuando TIBBERS llegó a nuestras vidas más muerto que vivo, con una leishmaniosis brutal, fruto del más rastrero de los abandonos y la desidia más ruin, y que nos costó todo un año de lucha, sudor y lágrimas, hasta que conseguimos ganar la batalla.
Hace casi tres años, nuestro Tibbers encontró una familia de las que se quedan para siempre; una familia especial, justo la que necesitaba, que nos ofreció la confianza y el cariño necesarios para dejar en sus manos a un animal al que queríamos con todo nuestro corazón.
Pero toda historia tiene un final, y por desgracia, la de Tibbers, ha terminado demasiado pronto.
Su familia nunca ha dejado de luchar contra las constantes recaídas que sufría nuestro grandullón. La última fue hace unas semanas, y esta se ha sumado a una dolencia cardíaca desgraciadamente muy común en perros de su raza. Su corazón no ha aguantado más, sus nobles latidos han dejado de resonar para siempre y su grandiosa luz se ha apagado junto a toda la ilusión que siempre ha rodeado la vida del ser más especial que hemos conocido nunca.
Ha podido disfrutar casi tres años de una vida plena, en la que ha sido el rey que nunca debió dejar de ser. No le ha faltado un solo cuidado ni el amor puro que su familia le profesaba. Ha sido feliz, y nos quedamos con eso y con su maravillosa forma de disfrutar la vida. Le recordaremos así: bello, imponente y feliz, siendo un cachorro gigante y, ahora, eterno.
Nunca podremos agradecer lo suficiente a Arantxa y su familia todo lo que han hecho por él; ni todo lo que le han amado, ni lo especiales que han sido para nosotras. Desde aquí les mandamos ánimos, y les pedimos que se queden con los maravillosos tres años de vida que le han regalado a un perro que lo tenía todo perdido.
Tibbers, grandullón, bebé gigante, nuestra querida maravilla del mundo… no te vamos a olvidar JAMÁS. Siempre ocuparás un lugar de honor en nuestros corazones.
El cielo está orgulloso de acoger a la estrella más brillante y bonita que ha tenido nunca.
Descansa en paz.
🖤
20 de Junio de 2020
La vida está golpeando fuerte a esta familia. Hace unos días perdimos a Tibbers; hoy, sin esperarlo y debido a un trágico accidente, hemos perdido a Gineta.
Nunca se está preparadx para despedir a un miembro de la familia, pero las terribles condiciones en las que ha tenido que marcharse Gineta, y además demasiado pronto, nos han destrozado el corazón a todxs. Fue un fuerte golpe mientras corría libre, como solía hacerlo desde que era la criatura más feliz del mundo junto a María José y su familia. Un maldito golpe que ha terminado con su vida y con toda la ilusión que María José había tenido siempre con ella.
Han luchado como campeonas durante días, haciendo todo lo posible por evitar un final que, la verdad, nadie esperaba, porque confiábamos en la fuerza de Gineta y en el amor que toda su familia le ha hecho llegar, desde todos los puntos donde Gineta legó una de las once partes de corazón que nos dejó cuando fue madre.
Esta mañana sufrió varias crisis convulsivas que su noble corazón no ha podido superar.
Y nos ha dejado huérfanxs.
Gineta fue la semilla de la que nació una de las familias más bonitas que tenemos, compuesta por todas las personas que cuidamos de ella desde que la encontramos, y todos los papás y mamás que a día de hoy cuidan de sus once hijos.
Gineta, cariño, tu cuerpo nos ha dejado, pero tú, galguita buena, seguirás viviendo entre nosotrxs gracias al precioso legado que nos dejaste con tus once cachorros. La familia seguirá unida, y desde allá donde estés, sabemos que cuidarás de ellxs como la madraza que siempre fuiste.
Para ti, María José, no tenemos palabras. Muchísimo ánimo y gracias, mil veces gracias, por cruzarte en su camino y permitir que viviéramos la experiencia más maravillosa que recordamos. Gracias por amarla y por haberle regalado los mejores momentos de su vida.
Nos quedamos con esta foto, del día que os conocisteis y os jurasteis amor eterno.
Tu mamá, tus titas, tu madrina y los papás y mamás de tus once criaturas no te olvidarán jamás.
Descansa en paz.
🖤