¡QUIERO ADOPTARLO!

A KIAM le rescatamos de la calle hace dos años. Le salvamos, le curamos, le cuidamos y nos enamorados perdidamente de él. Al poco fue adoptado por una familia que nos pareció maravillosa y con la que ha sido feliz casi dos años. Ahora, después de todo ese tiempo, nos lo devuelven.

Al parecer, el pequeño de la familia ha desarrollado una fuerte alergia a los perros y la convivencia con Kiam se volvió insostenible, hasta el punto de tener que dejar al animal en el jardín día sí, y día también. Ninguno de nuestros animales se va de nuestra familia para vivir a la intemperie, pasando frío y mojándose con la lluvia, sintiendo la tristeza de tener que ver a su familia desde un cristal. Así que en cuanto nos fue posible intentamos hacerle un hueco de nuevo y aquí está. En Valencia, pero de nuevo bajo nuestra tutela.
Agradecemos en el alma a Nuria lo que ha hecho por nosotras y por Kiam, abriéndole las puertas de su casa evitando que el pequeño tuviese que volver de nuevo a Sevilla para ingresar en una residencia. También damos las gracias a nuestros compañeros de Asociación Galguetes, que no dudaron en prestarnos su ayuda en cuanto les contamos la situación y ellos van a ayudarnos a ofrecer a Kiam una tercera oportunidad. Gracias chicos. No podemos admiraros más 

Pues aquí está. De vuelta.
De vuelta a la inseguridad, a la espera, a la incertidumbre de no saber si conseguirá rehacer su vida… pero, pase lo que pase, estaremos ahí para él.

KIAM es un precioso cruce de podenco de unos 3 años y tamaño pequeño (pesa alrededor de 10 kg). Como imaginareis, es un perro increíblemente bueno, educadísimo, maravillosamente noble y tierno. Con otros perros se lleva genial, es muy juguetón y respetuoso. También es compatible con gatos. Es extremadamente cariñoso, obediente y zalamero. Con los niños tiene una conexión especial y así lo ha demostrado durante los dos años en los que ha sido el inseparable compañero de su pequeño humano.

¿Nos ayudais a difundirle?
Kiam necesita otra oportunidad y sólo podrá conseguirla si entre todos hacemos que brille.
Está en Valencia, pero puede viajar a donde sea necesario.