¡QUIERO ADOPTARLO!

CHRONOS apareció vagando por un pueblo de Sevilla junto a otro galgo. Una compañera, al verlos, se acercó y los llamó. El compañero salió huyendo en cuanto se percató de la presencia de un humano, pero Chronos, para sorpresa de todos, se acercó totalmente confiado y suplicando ayuda con esos ojos tiernos que hablan sin necesidad de palabras. “No me dejes aquí, ayúdame”, parecían decir. Y por supuesto, no lo dejó.

Ahora Chronos forma parte de nuestra familia. Le acabamos de conocer y ya nos tiene totalmente enamoradas. Pocas veces se tiene la suerte de recoger un galgo tan jodidamente perfecto. No tiene un solo miedo, es super sociable, cariñosísimo y transmite una paz que hay que vivirla para comprenderla. Todavía tenemos que conocerle bien, pero todo apunta a que será un galguito “de libro”, de esos que pasan horas durmiendo en su sofá, que saben cómo ganarse el corazón de todo humano que se acerque y que nos recuerdan por qué amamos tanto a estos maravillosos dioses del viento.

Chronos tiene poco más de un añito. Aún es un cachorro. Es extremadamente dulce, simpático y sus ojos desprenden una ternura muy especial. Es sociable con todos los perros y noble con cualquier persona. Decir que es muy agradecido es decir poco. Pesa unos 22 kg, pero aún está delgado, así que cuando se recupere será una de esas maravillas que deslumbran a su paso.

Está en Sevilla, pero puede viajar a donde sea necesario.